Cultura y Clima organizacional

Por: Jfgt

“La cultura organizacional se refiere a un sistema de significados compartidos entre sus miembros y que distingue a una organización de otra.” Robbins

La confusión generada por estos dos constructos, su clarificación y delimitación lo indica Gagarin (1995) el hecho de que los dos conceptos se refieran a propiedades significativas y globales de las organizaciones hace difícil distinguirlos”. Y existe cierta confusión al comprobar que los términos clima y cultura organizacional se utilizan frecuentemente y equivocadamente de manera intercambiable en la literatura organizacional. K-Kahn (1983) definieron la cultura y clima de manera diferente: Toda organización crea su propia cultura o clima, para estos investigadores la cultura “son las normas y valores del sistema formal y la manera en que los reinterpreta el sistema formal”; asimismo el clima lo definen como ”la historia de las luchas internas y externas, los tipos de personas que la organización atrae, sus propios procesos laborales y su planta física, las formas de comunicación y cómo se ejerce la autoridad dentro del sistema”. Asimismo, mencionan que los sentimientos y las creencias quedarían restringidos al concepto de cultura, aunque no se manifiesten de manera explícita, y que ambos constructos como conceptos son complementarios.

Denison (1996) concluyó que el concepto de cultura sería más propio de la Antropología y de la Sociología, mientras que el clima sería un término más propio de la psicología. En cuanto a la metodología, también existen diferencias en los estudios de estos dos conceptos, el análisis del clima se utilizaría una metodología cuantitativa, en especial a partir de las encuestas; por el contrario, para el caso de la cultura organizacional se utilizaría preferentemente una metodología cualitativa, fundamentalmente a través de observaciones de campo. En el caso de cultura se analizarían valores y presunciones subyacentes, mientras que para el clima se observaría el consenso entre percepciones.

El clima puede considerarse como parte de la cultura. Ambos conceptos no se contraponen sino que, se superponen y complementan. Schein (1985) considera que el clima constituye en realidad un producto de la cultura, por tanto ésta determina el clima. El clima es una percepción global que los miembros de la organización tienen sobre el ambiente característico de dicha organización.

Reflexión: ¿Qué aspectos culturales son los que les permiten llegar a los resultados esperados?, ¿Qué barreras genera el clima organizacional para ser mejores que lo que son?, ¿La cultura es una cultura de cambio?.

Si alguna de estas preguntas las respondió negativamente, contáctenos, lo podemos apoyar en el proceso.