¿Cuándo es tiempo de cambiar?

Por: Bernardo Stamateas "Llega un momento en la vida en que necesitas dejar de esperar por el hombre en quien te quieres convertir y comenzar a ser el hombre que quieres ser." Bruce Springsteen

Es tiempo de cambiar cuando ya nada te asombra, cuando todo te da lo mismo, cuando ya no sonríes como antes, cuando dejas de sorprenderte, de amar, de soñar; ahí es cuando tu vida necesita un cambio.

Un pequeño cambio que hagas traerá otros más grandes, porque al hacerlo estarás liberando todo el potencial que está oculto en tu interior. Cada uno de ellos influirá en todo tu sistema de vida y de creencias y activará los demás cambios que necesitarás poner en marcha para crecer y progresar en todas las áreas de tu vida.

En 1963 Edward Lorenz descubrió el efecto mariposa, se preguntó si los grandes efectos se debían a pequeñas causas; (si el aleteo de una mariposa podía provocar un huracán) y descubrió así la ley de Lorenz que dice “Todo es impredecible, un gran efecto puede venir de un acto pequeño”.

La enseñanza es que una sonrisa, un abrazo, una llamada, una palabra cariñosa, pueden ser el comienzo de un aleteo que traiga una tormenta de éxitos y de cambios que te acercarán a la meta y a ver el sueño cumplido.

No te conformes ni te consueles con saber que otros están peor que tú, busca la solución a tus problemas, a la crisis, a la falta de sueños. No aceptes más explicaciones ni justificaciones, es hora de un cambio.

Si hasta hoy no has tenido los resultados que esperabas, aplica el cambio, nuevas estrategias, ya no es el momento de preguntarnos el porqué del fracaso, sino que hacer de aquí en adelante para resolver el problema y hacer lo que sí funciona.

Ya no es el momento de hablar del problema, sino de los cambios pertinentes que nos acercaran a las soluciones y que nos permitirán comprobar que los sueños no son sólo sueños, sino esperanzas, promesas y verdades que podemos convertir en realidad.

Se puede lograr cualquier cosa si se divide en metas pequeñas que traen pequeños cambios. Cuando tienes que hacer un pequeño cambio uno tiene que pensar, en salir del piloto automático y empezar a hacer las cosas de diferente manera.

Los cambios son parte de la vida, son inevitables, por lo que debemos ser flexibles frente a ellos.

Los cambios generan miedo porque el sólo hecho de pensar en equivocarnos nos paraliza, nos anula y nos esclaviza a una derrota que no pertenece a nuestra esencia.

El miedo al error nos hace vivir en un mundo de fantasía en el cual las acciones nunca son efectivizadas. Vivir pensando en que podemos fracasar nos hace vivir errando la meta y nos hace perder de vista que, de los grandes inconvenientes o dificultades, surgieron los grandes hombres, pensadores, científicos, escritores, líderes y políticos.